GANEKOGORTA, por la Fuente del Espino